JUMPER

EL VEHÍCULO QUE SE ADAPTA A SUS NECESIDADES

Citroën Jumper es el vehículo comercial que se ajusta a la medida de cada negocio. Los profesionales lo eligen por su inigualable arquitectura y versatilidad - incluyendo la opción de elegir entre 3 tamaños disponibles, su umbral de carga particularmente bajo y su puerta lateral de gran tamaño, así como por su inigualable eficiencia y relación precio-beneficio.

La reputación de Citroën Jumper en Colombia está fuera de discusión. Su confiabilidad, su economía y su versatilidad la convierten en uno de los vehículos comerciales más buscados y con más renombre del mercado.

Las posibilidades se multiplican. Desde Van de reparto de mercancías, ambulancia, vehículos estatales y de control del orden público, furgones frigoríficos o incluso próximamente la posibilidad de transformación a pasajeros, Citroën Jumper lo sabe hacer todo.

Con el legado de los célebres Citroën TUB y Citroën Type-H – pioneros en el segmento de los vehículos utilitarios a nivel mundial, la actual generación de Jumper sigue siendo fiel a los principios de un vehículo de trabajo exitoso: Económico, Robusto, Eficaz y orientado a lo Esencial.

¿CUÁL ES EL MEJOR MENÚ? A LA CARTA.

Descubrir a Citroën Jumper es encontrar tres vehículos bajo un mismo nombre, todos unidos por un mismo concepto mecánico. En Colombia, la marca ofrece tres versiones diferentes de Citroën Jumper según las necesidades del cliente en términos de volumen, longitud y altura de carga, capacidad de carga en peso y practicidad.

Jumper L2H2 35: Ideal para aplicaciones de ambulancia, van frigorífica, reparto de mercancías o incluso, para servicio especial de pasajeros en medio urbano. Con un peso bruto vehicular de 3,5t, su carga útil bruta sobrepasa los 1.500 Kg y posee una longitud de carga útil de 3,12m. La altura libre interior de carga supera los 1,93 (autoriza al ser humano promedio mantenerse de pie dentro de la cabina) y posee una de las mejores prestaciones de anchura interior en la zona de carga con 1,87m.

Jumper L3H2 35: Se trata de la versión intermedia del modelo, utilizada mundialmente para aplicaciones de ambulancia de altas prestaciones, reparto de mercancías, para servicio especial de pasajeros o incluso para oficinas móviles o casas rodantes. Su peso bruto vehicular de 3,5t lo mantiene dentro de la categoría de los vehículos livianos, con una carga útil bruta que sobrepasa los 1.500 Kg. Su longitud de carga útil es de 3,71m, con una altura libre interior de carga que supera los 1,93 y un ancho interior en la zona de carga de 1,87m.

Jumper L4H3 40: Es el mayor de los tamaños de Citroën Jumper y, en su versión 40, ofrece un peso bruto vehicular de 4,0t con una capacidad de carga útil bruta por encima de los 1.850 Kg. A nivel mundial y en Colombia es la privilegiada para aplicaciones de conversión a pasajeros (servicio especial, escolar, intermunicipal), así como para el montaje de casas rodantes y oficinas móviles. Posee una longitud de carga útil de 4,07m, con una altura libre interior de carga de 2,17m (permitiendo la instalación de “palomeras” para el transporte de equipaje de los pasajeros) y un ancho interior en la zona de carga de 1,87m.

MOTORIZACIÓN

ROBUSTEZ Y CONFIABILIDAD. La apuesta de Citroën en este apartado es hacia ofrecer tranquilidad y continuidad de las operaciones al profesional del vehículo comercial. Así, hemos recurrido al conocido motor Turbodiésel PUMA con 2,2L de desplazamiento, con una potencia máxima de 130 CV y unos impresionantes 320 Nm de par motor (torque) disponibles desde las 2.000 RPM, con el cual se asegura un excelente desempeño tanto en ciudad como en carretera, incluso en condiciones de plena carga y arranque en pendiente.

Acoplado a una caja de velocidades de 6 marchas concebida para medio montañoso, el conjunto ofrece un excelente rendimiento y sobre todo, una de las mejores economías de combustible con respecto a la carga útil disponible. La arquitectura mecánica es la misma sin importar la versión del vehículo. El uso de la tecnología Euro IV añade robustez al motor al ser compatible con la calidad del combustible diésel disponible en Colombia fuera de las ciudades principales.

Los ingenieros de Citroën siguen recurriendo a un concepto con resultados comprobados: Una plataforma ligera, con transmisión de la potencia a las ruedas delanteras y, según la versión, el uso de suspensiones reforzadas para aumentar la capacidad de carga.

Por qué un vehículo comercial de tracción delantera? Porque para el medio Colombiano y según los criterios de operación de la mayoría de los clientes profesionales, esta arquitectura es la más eficiente y económica, además de ser la más liviana y la más segura en términos de comportamiento dinámico bajo condiciones difíciles.

La transmisión de potencia a las ruedas delanteras permite tener un vehículo con una zona de carga/pasajeros con un umbral más bajo, siendo así una ventaja en comodidad. El mismo concepto de bajo umbral de carga permite maximizar la altura libre de carga interior con respecto a la altura total del vehículo, resultando en un mayor volumen de carga y/o en una mayor altura libre para los pasajeros y sus equipajes. Además, el concepto de tracción delantera representa siempre un incremento en seguridad y comportamiento dinámico del vehículo bajo condiciones de lluvia o piso resbaladizo frente a la tracción trasera (propulsión).

Por último, la concepción liviana de Citroën Jumper echa posible al no requerir transmitir la potencia a las ruedas traseras permite no solo reducir el consumo de combustible por kilogramo transportado sino que también posibilita el uso de un tren trasero de “llanta sencilla”, reduciendo los costos de operación tanto en costo de reemplazo de neumáticos y desgaste de componentes como aquellos asociados al cobro de peajes en carreteras nacionales.

SEGURIDAD

EN CITROËN, LA SEGURIDAD NUNCA ES OPCIONAL. Los genes son sanos: la visibilidad de la cabina, el diseño de la suspensión, la puesta a punto del chasís y la eficacia de los frenos proporcionan todas una base de concepción moderna y protectora. A ellos se suman el sistema ABS de anti-bloqueo de frenos con circuito en X, el repartidor electrónico de frenado (EBD/REF), la asistencia en frenado de emergencia (BA/AFU), el asistente de arranque en pendiente (HSA), el control de tracción inteligente o incluso el control dinámico de estabilidad y tracción (ESP/ESC). Para el caso de este último, Citroën es uno de los pocos fabricantes en incluir en él la tecnología ESP con funcionalidad “Load Adaptive Control” (Control Adaptativo en Función de la Carga), mediante la cual la estrategia de intervención del ESP se regula en función de la carga transportada, además de las condiciones de circulación y adherencia.

En términos de seguridad pasiva, Citroën ofrece un sistema de doble Airbag frontal de doble etapa como sistema adicional de retención, complementando los cinturones inerciales y retráctiles de tres puntos con limitador de esfuerzo, los pre-tensionadores y la concepción de la cabina de mando extremadamente rígida que protege a los pasajeros en caso de accidente.

EQUIPAMIENTO

LA COMODIDAD Y CONVENIENCIA DE UNA OFICINA RODANTE.

Citroën lo sabe: La labor de operación diaria de vehículos de carga o de transporte público de pasajeros es generalmente ardua y agotadora. De hecho, los momentos de “descanso” se pasan por lo general tras el volante o como pasajero. Pensando en ello, Citroën Jumper ofrece un número de equipamientos e ideas prácticas que facilitan la tarea diaria.

Sus 13 compartimientos portaobjetos de gran tamaño están diseñados para acomodar el material de trabajo, incluyendo tablets y equipamientos tecnológicos propios de la actividad de reparto de mercancías. A ello se suma la practicidad de una guantera refrigerada para la comodidad de los ocupantes.
La palanca de cambios está ubicada en la zona del salpicadero, eliminando la consola central para permitir una operación con tres pasajeros en total confort, representando además mayor ergonomía y recorridos más cortos para la palanca de cambios.
El asiento del conductor cuenta con ajustes multi-axiales, un apoyabrazos y un grado de confort digno de un vehículo particular. El volante es reglable en altura. Los vidrios y espejos exteriores son eléctricos. Además, cuenta con sistema de aire acondicionado, bloqueo central y computador de a bordo.
Con Citroën Jumper, la comodidad, practicidad y versatilidad están siempre a la orden del día.

FOTOS

RESPALDO DERCO

UNA HERRAMIENTA DE TRABAJO DEBE SER CONFIABLE Y CONTAR CON EL MEJOR RESPALDO.

La confiabilidad de Citroën Jumper se encuentra al mejor nivel, reflejada en una de las mejores garantías del segmento en Colombia, válida por un periodo de 3 años o 100.000 Km (lo que primero se cumpla).

En el capítulo de respaldo, Citroën Jumper goza de la red de distribución Dercocenter a nivel nacional compuesta por 25 vitrinas y presencia en las 15 principales ciudades, así como por una red de servicio posventa compuesta por 23 talleres autorizados.

Con Citroën Jumper, la compañía no la ofrece solo el vehículo como herramienta de trabajo sino también la cercanía y disponibilidad de su red de concesionarios que aseguran respaldo en todo momento.

PERSONALIZACIÓN